Blogia
El lugar y la mirada

Esfinges (Henri Michaux)

Esfinges (Henri Michaux)

 

Todo cae, dice el Maestro de Ho. Todo cae.

Tú mismo vagas ahora entre

las ruinas del mañana.

 

Esfinge el hombre que te habla, el hombre

que fuiste, el padre que fue tuyo.

¿Qué has aprendido de las preguntas hechas

por la Esfinge?

 

Quien no disuelve al que se encamina

hacia él, ve forjarse en él una Esfinge, y de

qué se muere uno sino de Esfinge.

 

Todo se endurece, dice el Maestro de Ho.

Todo se endurece y vuelve a la mente.

El gesto que no terminamos, la debilidad del

ánimo, la objeción que ofende al odio.

 

La sonrisa, la cara pura que contemplas ávidamente,

a su vez son Esfinge, ella también incomprendida.

 Esfinge que te abrirá una llaga y, andando el tiempo,

cerrará tu camino con duros roquedales infinitos.

 

Todo deja residuo. Todo se petrifica, dice el Maestro

de Ho. Lo mismo el labio qu la piedra. Lo mismo el rayo

que la ruina.

 

versión: José Emilio Pacheco 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres